Noticias

Miguel Fuster e Ignacio Aviño, se imponen en el 39 Rally Blendio Santander-Cantabria

Miguel Fuster fue el ganador final de la 39 edición del Rally Blendio Santander-Cantabria, prueba que un año más ha exigido el máximo rendimiento a todos los pilotos participantes para afrontar unas especiales que han sido denominadas por todos los pilotos como muy difíciles y complicadas.

Una bonita lucha durante toda la jornada entre los pilotos que se están jugando el titulo y que ha dejado un buen sabor de boca a los aficionados que, por fin, y después de muchas ediciones bajo la lluvia, han podido disfrutar de esta prueba con buena climatología.

A pesar de que la lluvia no apareció en ningún momento de la jornada, las humedades en el asfalto fueron las protagonistas en las cuatro primeras especiales del Rallye Blendio Santander-Cantabria.

Las dos pasadas por los tramos cronometrados de Villacarriedo y Barcenilla-Vega eran afrontadas por los participantes con mucha cautela, ya que el asfalto se encontraba muy deslizante debido a las lluvias caídas los días anteriores por la zona, declarando los pilotos al final de las especiales que había zonas que parecían cristal de lo mucho que patinaban.

El encargado de marcar el ritmo de carrera era Miguel Fuster, siendo el piloto francés quien ocupaba la segunda plaza a 8,8 segundos y dejando la tercera posición al andorrano Joan Vinyes que perdía cuatro más sobre el francés. Ares se quedaba un poco más retrasado al realizar un trompo en una de las curvas del recorrido, perdiendo unos preciosos segundos con respecto a Miguel Fuster con quien se esta jugando el titulo de la presenta temporada.

En la segunda especial lo más destacado, además del scratch que volvía a marcar Fuster, fue la salida de carretera de Marcos Cadeno a escasos 200 metros de la meta. Este incidente detenía la carrera para que intervinieran los servicios sanitarios para evacuar al copiloto de equipo, Miguel Vilas, siendo trasladado al hospital Marques de Valdecilla donde tras las protocolarias pruebas y reconocimientos no se le apreciaron traumatismos de gravedad, recibiendo el alta horas más tarde.

Con los vehículos neutralizados hasta la salida de la tercera especial, ésta se celebraba con normalidad, destacando el tiempo de Iván Ares que lanzaba su particular ataque en busca de rebajar las diferencias con Fuster, logrando recortarle 2,9 segundos en esta especial, tercero era Buffier que seguía rodando tras los pasos de los dos primeros e intentando que las diferencias no fueran demasiado abultadas para tener opciones de victoria.

La cuarta especial y última de la mañana, la segunda pasada por Barcenilla-Vega, ya se encontraba en mejores condiciones al secar un poco más el asfalto, aunque con el paso de los participantes en la primera pasada había dejado la carretera muy sucia. Este fue quizás el problema que sufría el francés Bryan Bouffier, que se salía levemente de la carretera con su Ford Fiesta R5, siendo ayudado por los espectadores que le devolvían al asfalto, perdiendo 45 segundos en relación al mejor tiempo realizado por Miguel Fuster. El resto de equipos concluían la matinal sin incidencias destacables, aunque si se registraban numerosos abandonos por averías mecánicas y pequeñas salidas de carretera.

Tras estas especiales disputadas, la clasificación estaba liderada por Miguel Fuster con 9,1 segundos de diferencia con Iván Ares que lo intentaba desde la primera especial y solo lograba superar al alicantino del Ford en la tercera especial de la mañana, declarando al final de las especiales que “es imposible seguirle el ritmo, hoy esta corriendo mucho, pero intentare darle caza por la tarde” declaraba el piloto gallego al termino de las especiales de la mañana.

La tercera plaza estaba en poder de Joan Vinyes que estaba aplicando su experiencia en competición durante muchos años, exprimiendo u Suzuki Swift al máximo e intentando no ser superado por Bryan Bouffier que perdía 5 segundos en relación al piloto andorrano.

En cuanto a los equipos participantes en el certamen autonómico, el líder hasta ese momento era Surhayen Pernía que lideraba cómodamente la clasificación con 1, 27 segundos sobre Dani Peña, cerrando las posiciones de podio Dani Martinez.

Emoción hasta el final

Tras una hora y media de reagrupamiento en la Plaza Alfonso XIII, lo participantes que continuaban en carrera se dirigían al parque de asistencia para poner a punto sus vehículos para las seis especiales que quedaban por delante.

La especial de Solares abría la competición con sus poco más de seis kilómetros de recorrido que hacia calentar a los pilotos de cara a los dos siguientes especiales que pasaban ambas de los 21. Iván Ares lanzaba su particular ataque sobre Fuster, rebajando la diferencia en la general en 1,8 segundos, siendo tercero en esta especial Boufier que perdía 3,8.

En la primera pasada por Arredondo, Fuster volvía a demostrar que su único objetivo era la victoria, metiendo 3,2 a Iván Ares y 10,7 a Bouffier. Una especial con una parte final muy complicada que fue definida por muchos pilotos como la más complicada de la prueba.

Sin apenas tiempo para respirar, los equipos afrontaban la especial de San Roque-Vega, el más largo del rallye, donde Miguel Fuster volvía a marcar el scratch sobre Ares y sumaba otros 4.8 segundos a su diferencia, siguiéndoles en la clasificación el francés Bouffier y el cántabro Surhayen Pernía que no estaba realizando su mejor rally, rodando lejos de los pilotos de cabeza pero agradecido a la afición por el apoyo que le estaban realizando en todas las especiales.

En el principio del último bucle, Ares sorprendía a Fuster en la corta especial de Solares, rebajándole de golpe 5,8 segundos, quedando en la general a 9,5 y con 42 kilómetros cronometrados por delante.

Sin embargo Fuster no se daba por vencido y respondía al gallego en la siguiente especial sacándole 9,7, dejando todo para la última especial.

En la última especial Iván Ares conseguía el scratch, pero con solo 0,2 segundos sobre un Miguel Fuster que lograba llegar a Santander como ganador de la prueba, siendo Bryan Bouffier quien lograba completar el podio de una de las ediciones mas complicadas por la dificultad de las especiales.

El cántabro Surhayen Pernía lograba la cuarta plaza de la general en la última especial, superando por solo 1,8 segundos al piloto del equipo Suzuki Ibérica Joan Vinyes.

Las siguientes posiciones fueron para Javier Pardo, Adrián Díaz, Dani Peña, Dani Martinez y cerrando el Top 10, Alberto Monarri.

En la Copa RMC N5 la victoria fue para Adrián Díaz, mientras que en la Copa Suzuki el cántabro Óscar Sarabia dominaba la clasificación, siendo Sergio Cuesta el ganador en la Junior.

Campeonato de Cantabria

El certamen autonómico puso un especial color a la prueba, demostrando los cántabros que en la tierruca hay cantera y que contamos con pilotos con el suficiente nivel para estar en puestos altos de las pruebas nacionales. Los pilotos del certamen cántabro no realizaban los tres últimos tramos cronometrados, finalizando la prueba en el último reagrupamiento de la prueba en la plaza Alfonso XIII.

La victoria fue para Surahyen Pernía, seguido de los dos pilotos del equipo Autogomas, Dani Peña y Dani Martinez, pilotos que se jugarán el titulo regional en la última prueba del campeonato que se disputará el próximo mes de noviembre.

Iván García lograba la cuarta plaza y la victoria en la Challenge Rallycar, cerrando el top 5 Mario Ceballos en su regreso a la competición.

En las diferentes copas cántabras, Iván Pelayo se imponía en la Copa de Propulsión; David Ruiz en los clásicos de Velocidad; David Bustamante en Clásicos de Regualridad; Aaron Zorrilla en la Copa Opel Corsa; Jokin Madina en el Open Saxo Rally Cup y Jorge Canales en la Copa Marbella.